lunes, 21 de abril de 2014

Científicos rusos encuentran un monstruo enorme en el Ártico,,El volcán de Wyoming podría cambiar la humanidad




Científicos rusos encuentran un monstruo enorme en el Ártico


Recientemente los medios de comunicación rusos han difundido la noticia de que los investigadores de la filial de la Academia de Ciencias de Rusia en el Lejano Oriente descubrieron en las aguas del Ártico un ser de dimensiones realmente gigantescas.


El aparato submarino no habitado Klavesin-1R durante una sesión de exploración del fondo marino a una profundidad de un kilómetro y medio detectó un movimiento extraño. En un principio los científicos decidieron que el dispositivo había descubierto un enorme banco de peces. Sin embargo, en breve quedó evidenciado que se habían equivocado. Resultó que el objeto no identificado era un ser de dimensiones impresionantes que, pasados unos instantes, atacó al aparato submarino y lo hizo balancearse.

Al ser subido el aparato, en su superficie se dejaba notar un gran número de abolladuras y arañazos. ¿Qué ser pudo haberlos hecho y cuál fue el motivo de su ataque al aparato submarino? La Voz de Rusia pidió explicaciones al zoólogo Dmitri Isonkin:

–No me dejaría llevar por el entusiasmo que rebosa este tipo de noticias. Al no disponer de pruebas convincentes de lo ocurrido, solo estaríamos hablando de especulaciones infundidas.

Y es verdad que tanto las fotografías del aparato dañado como las imágenes de un ser submarino brillan por su ausencia. Las abolladuras Klavesin-1R pudo haberlas sufrido al chocar con cualquier objeto submarino, apunta Dmitri Isonkin.

–Después del increíble anuncio de que los científicos rusos habían descubierto en las aguas del Ártico un enorme monstruo, los medios se dedicaron a desarrollar el tema, mientras que no queda muy claro si se ha pronunciado sobre el asunto el director del Instituto de Estudios de Tecnologías Marinas de la filial de la Academia de Ciencias de Rusia en el Lejano Oriente, Leonid Naumov.

Parece ser un asunto muy delicado, dado que se anunció que la información había sido recibida a través del proyecto de noticias EUROSMI. En un pequeño artículo se informó de que Leonid Naumov había aclarado a los periodistas los detalles de aquel “accidente en el Ártico”, tras lo cual las agencias de información empezaron a difundir esta noticia. La pregunta es si esta declaración se ha hecho de verdad o fue un invento de los medios.



La noticia fue difundida por las agencias de información, pero las declaraciones de Leonid Naumov que se citaban han llegado a ser completamente distintas. De acuerdo con algunas ediciones, había denunciado “de forma oficial” el acontecimiento y, según otras, negaba haber hecho la declaración en cuestión. ¿Qué fue lo que ocurrió en realidad?

Dmitri Isonkin se muestra seguro de que, en caso de haber ocurrido este accidente, en el área del contacto con el misterioso ser deberían quedar parte de sus tejidos o, si se tratara de una roca submarina, restos no orgánicos:

–No podemos descartar que se llegue a descubrir una nueva especie de organismos que habitan las profundidades del Ártico. Puede ser perfectamente posible. Sin embargo, se necesitarían unas pruebas irrefutables. Merecería la pena formar un grupo de expertos para llevar a cabo los estudios y abstenerse de momento de hacer declaraciones oficiales.

De modo que todavía no se sabe qué es lo que han encontrado exactamente los científicos rusos en el Ártico. Aunque podría ser que realmente nos encontremos al borde del descubrimiento de una nueva especie, por lo que merecería la pena seguir con atención este asunto.

(Fuente: ruvr.ru)


El volcán de Wyoming podría cambiar la humanidad
El volcán de Wyoming podría cambiar la humanidad

El Parque Nacional de Yellowstone, ubicado en el estado de Wyoming, el más antiguo del territorio, se asienta sobre uno de los volcanes más grandes del mundo y que aún está activo, el volcán de Yellowstone. Si entrara en erupción las consecuencias podrían ser catastróficas para toda la Humanidad.


La erupción de un volcán de estas dimensiones no se ha producido en el corto plazo. De hecho, la última gran erupción fue hace más de 73.000 años, cuando estalló el volcán Toba en lo que ahora es la isla de Sumatra, en Indonesia. La fuerza con la que entró en erupción fue 10.000 veces superior a una de las más devastadoras del siglo XX: la del monte Santa Helena en 1980.
La erupción del volcán Toba oscureció toda la atmósfera y supuso un aumento de las temperaturas de hasta 21 grados centígrados en las latitudes más altas, convirtiéndose en un ejemplo muy característico del “mecanismo de retroalimentación entre los volcanes y el cambio climático”, según ha explicado Michael Rampino, biólogo y geólogo de la Universidad de Nueva York.
El especialista ha afirmado que las tres cuartas partes de las especies de plantas del hemisferio norte murieron debido al desastre natural. Como consecuencia, según algunos estudios, esta disminución de la vegetación supuso una reducción de la población mundial a 10.000 personas, por lo que todos los seres humanos actuales serían los descendientes de quienes sobrevivieron entonces.
El volcán de Yellowstone ha experimentado un ciclo regular de erupciones cada 600.000 años y la última ocurrió hace 640.000. Según este calendario, la próxima erupción ya habría tenido lugar. Aunque no sería tan potente como la del volcán Toba, sería 2.500 veces mayor que la ocurrida en el monte Santa Helena, lo que haría que la lava arrasase con todo lo que encontrase a su paso.volcan wyoming cambiar humanidad El volcán de Wyoming podría cambiar la humanidadEl Grupo de Investigación de Sismología y Tectónica Activa de la Universidad de Utah ha tranquilizado a la población asegurando que “no hay evidencia de que una erupción catastrófica en el Parque Nacional de Yellowstone sea inminente”.
“A pesar de que una nueva erupción es teóricamente posible, es muy poco probable que ocurra en los próximos 1.000 o incluso 10.000 años”, como ha explicado el científico Joel Achenach, de la Universidad de Utah, en su investigación ‘Cuando Yellowstone explote’.