martes, 4 de febrero de 2014

El vórtice polar que cubre los EE.UU. puede ser la consecuencia del desplazamiento del Polo Norte Magnético terrestre.



Un vórtice polar es un ciclón permanente situado normalmente sobre los polos. Se trata de una masa de aire frío mantenida por un viento helado que sopla a más de 100 km / h. Solo algunos minutos de exposición directa a este frio es suficiente para causar congelación grave.

Por lo tanto, ninguna explicación ha sido dada sobre la causa de este fenómeno. Según los medios de comunicación, la situación no es inusual y solo se debe a la mala suerte si hay un ciclón gigante que normalmente se encuentra en el Polo Norte pero que descendió hasta el punto de cubrir la mayor parte de América del Norte…
De hecho, el desplazamiento del vórtice polar es más probablemente debido al desplazamiento del polo norte magnético, que fue estimado en 260 kilómetros durante seis meses el año pasado.
La otra consecuencia de este fenómeno es la subida de las temperaturas de verano en el Círculo Polar Ártico, batiendo niveles de calor récord, mientras que en el Polo Norte, donde normalmente debería encontrarse la banquisa, surge un lago.

Si el desplazamiento del polo magnético continúa, podríamos asistir, en un futuro próximo a una inversión por encima del ecuador, el Polo Norte pasando al Polo Sur y vice versa. Estaríamos en los albores de un cambio climático a gran escala

Dicho de manera muy concisa, el informe del Pentágono describe una situación súbita de emergencia debido al enfriamiento del norte del hemisferio norte debido al enfriamiento de la Corriente del Golfo (Gulf Stream), hecho que acaba de ser reconocido por científicos y meteorólogos al final del 2013. Este enfriamiento del norte del hemisferio norte sería tan pronunciado que impediría la vida en Escandinavia y los cultivos en gran parte del norte de Europa. Los inviernos se volverían insoportables de una línea que va desde Galicia hasta el extremo este de los Pirineos.
No se trataría de una situación desconocida por nuestro Planeta Tierra, ya que la inversión de los Polos magnéticos es cíclica como las eras glaciares y sus épocas de suavización. Hace apenas unos días que el Sol, la estrella más cercana de la Tierra, acaba de terminar la suya.