miércoles, 3 de abril de 2013

AURA Y QUISTES O NUDOS ENERGETICOS



QUÉ ES EL AURA?

Qué es el aura, si no una luz que emerge de nosotros, mostrando lo que en realidad somos.
Al tratar de describir con términos físicos lo que es el Aura, inmediatamente la asociamos con la palabra energía, la cual viene del griego energos, que quiere decir "producir movimiento, la palabra aura, por su parte, precede de otra palabra griega, aer, que quiere decir “brisa”.

Si tenemos la capacidad de asociar mentalmente los significados de ambas palabras, tendremos una imagen mental del aspecto del aura.
Al fluir la energía, las personas pueden cambiar a cada momento: el aura también esta sujeto a este cambio.

Se le llama aura a un conjunto de fuerzas electromagnéticas de densidades variables que salen de los cuerpos físicos, vitales, etéreos, mentales, emocionales y espirituales.
Estas partículas de energía permanecen en suspensión alrededor de nuestro cuerpo en forma de una cubierta oval. Esta cubierta áurica sobresale del cuerpo un promedio de l m alrededor de nosotros, extendiéndose por encima de la cabeza, y mas allá de los pies, hundiéndose en el suelo.

Sobre la cubierta áurica inferior se puede encontrar flotando, hasta 15 m por encima de ella, otra cubierta áurica, la cual recibe el nombre de cuerpo áurico superior. Algunos miembros de la comunidad científica han llamado al aura, campo de energía; otros, los hombres de la religión, forma espiritual; y los estudiosos del esoterismo, cuerpo astral.
Respecto a los motivos por lo0 que se le ha llamado, al aura, de tan diversas maneras; cada grupo ha emitido su opinión de acuerdo a sus estudios.

Así, la gente que ha investigado el aura en los laboratorios, es la que le ha dado el nombre de campo de energía; tales como el medico ingles Walter Kilner, el cual aceptó el concepto del aura. Y se propuso hacerla visible al ojo humano, y después de numerosas experimentas lo consiguió; hasta el ingeniero soviético, Semyon D. Kirlian, el cual obtuvo los resultados mas espectaculares, con respecto al aura, al lograr una fotografía que mostraba una forma luminiscente alrededor de los dedos de su mano.
Respecto a los motivos por los que se le llama al aura, forma espiritual; debemos basarnos mas en los datos disponibles, que en las demostraciones científicas.

La existencia de un segundo cuerpo, superior al físico, sin forma material; ha sido aceptado desde hace mucho tiempo por todos los estudiosos del alma. Los relatos y leyendas relacionados con las formas espirituales humanas se remontan a los orígenes del hombre: todas las religiones nos hablan de estas formas, intangibles Y luminosas, que rodeaban a algunos hombres; los iluminados.


Por otra parte, hay un grupo de seres humanos que tiene la facultad de ver más allá de lo que llamamos visión normal. Estos seres privilegiados han recibido el don de ver la Luz que nos rodea, la manifestación de la Energía Universal, y le han llamada cuerpo astral.

Vivamos nuestra propia experiencia, sin importar que el aura sea un campo de energía, una forma espiritual o un cuerpo astral.


QUISTES O NUDOS ENERGETICOS



Se trabaja desde el presente, para el presente y más bien percibimos energía, plasma energético más o menos denso que se libera.
Si tenemos que hacer un esfuerzo en recordar patrones lo tenemos que hacer cuando nos enfadamos por cosas que no tienen importancia, porque ahí dentro casi seguro hay un patrón de energía distorsionada y traumática que nos hace caer siempre en el mismo patrón de conducta, ahí si es necesario recordar que esta conducta te suena, te recuerda otras similares. Ese trabajo de recordar que desde pequeño, eso o lo otro te viene disgustando, observar el porqué y hacer un trabajo de consciencia y transformación para que cada vez que vuelva a aparecer, soltarlo, no entrar, ver y limpiar, hablar con tu maestro interno o con la luz divina para que se limpie y se purifique por siempre. Esto es renacer y hacer un trabajo de consciencia. Esto también se puede hacer para eliminar viejos e insalubres hábitos, como el tabaco y demás.

Con el tiempo me estoy dando cuenta que puedo con facilidad seguir las líneas de tensión por el campo energético humano y observar las tensiones o líneas retorcidas existentes en el aura de las personas.


Estas líneas de energía retorcidas, que forman remolinos y círculos y muchas más configuraciones, son las causantes de la falta o desvío del impulso rítmico craneal o movimiento respiratorio primario. También tiran del tejido fascial, formando nudos de energía y quistes de energía y tensiones, rigideces y demás problemas. Mi intención es decir y asegurar que existen muchas relaciones directas entre la energía emocional, mental y los egregores o parásitos energéticos que están en nuestra aura o campo energético humano. Los parásitos o quistes de energía son micro entidades que viven en nuestra aura, alimentándose de nuestra energía emocional y mental. Somos nosotros quienes le hemos abierto las puertas y a veces les buscamos y llamamos de tal forma sutil que nos es difícil darnos cuenta. Estos parásitos de energía se acoplan y desacoplan a nuestra aura con una facilidad tremenda, hablamos de una realidad que está en otra dimensión de la persona, ahora todavía un poco desconocida. Son energías del bajo astral que aparecen y desaparecen según unos patrones que nosotros generamos y no nos damos cuenta. Casi todos nosotros tenemos de 2 a 4 de estos bajos astrales y suelen aparecer entre un 10 ó 20 por ciento del tiempo en nuestras vidas. Obviamente cuanto más pura, limpias y luminosas sean nuestras vidas, muchas menos probabilidades tenemos de atraer dichas entidades negativas.
De nuevo un camino de consciencia es fundamental para el desarrollo integral del ser humano y, por supuesto, para la salud craneosacral. Este punto nos recuerda que además del tratamiento craneosacral debemos de realizar un trabajo psicológico y de concienciación, para no seguir atrayendo dichas entidades de tan baja vibración que se alimentan de nuestra energía áurica.
El movimiento respiratorio primario es una pulsación de energía que se ve muy influenciada por esos quistes de energía que hay que localizar y limpiar. Con una percepción táctil y siguiendo ese impulso rítmico craneal por el aura, se localiza fácil esos parásitos energéticos que tienen formas retorcidas, formando ovillos, círculos, espirales, etc. Los terapeutas craneosacrales les llaman desatar los nudos de energía. Yo lo percibo de de varias maneras, por ejemplo pongo mis manos en el cuerpo y sigo la fluctuación energética del IRC, voy separando las manos del cuerpo unos centímetros, hasta que aparece la línea de energía retorcida. Esta la disuelvo con la mano izquierda, colocando la derecha por encima de mi cabeza, puede que el cuerpo mío o del paciente necesite girar en algún sentido para potenciar la disolución de la energía. A esto lo podemos llamar diarrea quinestésica o pequeñas catarsis de vibración y movimiento. Al localizar ese nudo de energía a 10 centímetros del cuerpo o a 20, hay veces que le envías un rayo de luz del entrecejo y sucede que al instante las manos se pegan al cuerpo y automáticamente sucede una parada neurológica o Stil point. Esto lo entiendo como que ese parasito de energía que estaba pegado al aura desaparece al instante, deja de chupar energía del aura y sucede una parada del IRC en esa zona automáticamente, las manos se quedan en el cuerpo pegadas para hacer una recarga de energía, esto puede durar varios minutos y de nuevo el IRC vuelve con todo su brillo y belleza.
Estos parásitos, quistes o nudos de energía nos chupan nuestra energía, desvían y retuercen el IRC, a su vez tiran del tejido fascial, que a su vez deforman la morfología natural del cuerpo, retorciendo el habitáculo de los órganos, las venas, los nervios, el sistema musculo esquelético, el sistema nervioso y todo en general. Para mi ahí está el campo de batalla para una salud integra y profunda. Esta salud incluye en mundo emocional, mental y espiritual de la persona y si nuestra aura se llena de parásitos energéticos los primeros síntomas que se pueden percibir esta en los niveles emocionales, mentales y espirituales de la persona. Esto le podemos llamar crecimiento personal y el futuro para una sociedad limpia y autentica, sin toda esa basura de los bajos astrales.
Dependiendo en donde se sitúe el nudo de energía estará afectando principalmente a una zona del cuerpo y a una capa del aura. Esto quiere decir que después de disolver el nudo de energía, hay que recargar de energía nueva y luminosa el espacio del aura donde se situaba el nudo de energía. Puede ser necesario varias sesiones o varios días para poder conseguir unos resultados buenos y estables.

Como ya sabemos una tensión no se nota ni te hace casi nada, pero una detrás de otra, te va comiendo la energía y tensándote de tal manera que puede parecer una muerte lenta e inconsciente.

Estas líneas retorcidas son fallos en el aura, que los suele ocupar una emoción o energía insana y por tanto de baja vibración. Se pueden encontrar a cualquier distancia del cuerpo y tomar diferentes formas y dibujos.

Al principio, para disolver estas líneas de fuerza retorcidas, una vez descubiertas, las seguía con mi mano izquierda y la derecha por encima de la cabeza. Esto genera una polaridad de energía-luz, que moviendo mucho mi mano izquierda e incluso todo el cuerpo, según el tipo de nudo energético, de diferentes formas, siguiendo las líneas de fuerza, con unos segundos o minutos conseguía disolver dicho quiste energético.