viernes, 26 de julio de 2013

La Magia de las Piedras y su significado












Las piedras ó cristales siempre han sido símbolo de Poder, Luz, Armonía, Belleza y Sabiduría. Se les atribuyen propiedades curativas y son utilizadas en el tratamiento de ciertas dolencias.


Desde tiempos remotos, pueblos de distintas culturas y continentes han utilizado los poderes espirituales y curativos de las gemas y cristales. Los cristales y piedras emiten vibraciones curativas que pueden aliviar trastornos físicos, emocionales y mentales.


Esta medicina se fundamenta en que el ser humano es parte de una energía cósmica global.
Ya desde la Antigüedad, las piedras preciosas han ejercido una magia especial en muchas culturas, no sólo por su belleza como adorno ó simple accesorio decorativo, sino también por sus efectos esotéricos, relacionando bienestar y astrología. Muchas culturas han empleado las piedras con fines religiosos o terapéuticos. En China se utilizaba el jade para prolongar la vida o atraer el amor. En Egipto, el lapislázuli otorgaba poder. Los Aztecas hacían espejos con la obsidiana, para la adivinación. Los monjes budistas tienen cinco materias sagradas: el cristal de roca: símbolo de luz, la turquesa: la infinidad del mar y del cielo, el coral: la vida, el oro: la luz solar y la plata: la luz de la luna.

Hay piedras que se utilizan igual en bruto que talladas, como el cuarzo, otras desempeñan mejor su función si son pulidas ó talladas como el granate, ó si están en su estado natural, como la amatista. Generalmente los cristales opacos (malaquita, lapislázuli, hematíe,...) son receptores de energía en mayor grado que emisores, y los transparentes (cuarzo, aguamarina, amatista y diamante) son emisores y regeneradores. Según sea su estado, forma ó color desempeñan distintas funciones. A continuación pasaremos por un a,b,c de las piedras:

Agata: Suerte.
Roca silícea, variedad de calcedonia, translúcido, constituida por bandas paralelas o concéntricas de distintos colores. El Ágata atrae la buena suerte en asuntos relacionados con el amor y las pasiones. De gran poder vibratorio, equilibra y favorece la introspección, recomendable para meditar. Proporciona estabilidad, fuerza y valor.
Ágata azul: Alivia los dolores de cuello y hombros. Bueno para la garganta.
Ágata de Botswana: Aumenta la creatividad. Ayuda a solucionar problemas. Bueno para el sistema nervioso.
Lugares de hallazgo: Brasil, Botswana, Uruguay, India.

Aguamarina:
Piedra fina considerada como una variedad transparente del berilo, de color agua de maró verdemar, azul claro con matices verdes. Es la piedra de los marinos y viajeros. Aporta felicidad y bienestar. Fomenta la tranquilidad y la ligereza.
Lugares de hallazgo: Irlanda del Norte, Italia, en la antigua Unión Soviética, Namibia, Madagascar, Zimbabwe, Tanzania, Kenia, Sri Lanka, India, Estados Unidos, Australia, Pakistán, Afganistán, etc. Las minas más importantes del mundo se encuentran en Brasil (Minas Gerais).

Amatista: Energía
Variedad de cuarzo transparente, teñido por el óxido de manganeso, de color violeta, tiene gran poder curativo, es regeneradora de energía, proporciona alivio en los momentos de angustia. Ayuda en la meditación y proporciona equilibrio mental.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Uruguay, México.

Amazonita:
Piedra fina constituida por feldespato verde claro a verde azulado, opaca. Es apaciguante. Proporciona serenidad. Utilizada para tratar problemas del sistema nervioso, bloqueos energéticos, proceso metabólico, osteoporosis y caída de dientes.
Lugares de hallazgo: Brasil, Namibia.

Ámbar:
Resina fósil procedente de coníferas del período oligoceno, emplazada en la zona del Báltico, se encuentra en fragmentos duros y quebradizos más o menos transparentes, amarillos o rojizos. Fomenta la confianza y la creatividad. Calmante. Transforma la energía negativa en positiva.
Lugares de hallazgo: Mar Báltico, Rusia.

Ametrina:
Ayuda a eliminar prejuicios. Bueno para la meditación.

Anglesita:
Sulfato de plomo natural, de color claro, disipa la ira y ayuda en lo psíquico. Ayuda en la comprensión matemática.

Apofilita:
Silicato hidratado de calcio y potasio, con algo de flúor y aluminio, la apofilita deshace presiones internas y angustias.
Lugares de hallazgo: India, Brasil.

Aragonita:
Esta variedad cristalina del carbonato de calcio, cristalizado en prismas hexagonales, ayuda en caso de exigencias demasiado elevadas, responsabilidades e inconstancia. Aumenta la paciencia.
Lugares de hallazgo: México, Marruecos.

Aventurina: Estrés
Variedad de cuarzo de color rojo, amarillo o pardo. Disipa el estrés emocional, ayuda a tener una actitud positiva hacia el entorno y aporta sosiego y serenidad.

Azabache:
Variedad de lignito de color negro brillante, disipa los pensamientos aprensivos. Por su alto poder energético y vibratorio, es utilizada en magias y hechizos desde la Antigüedad. Se utiliza para tratar dolores de estómago, cabeza, muelas y los resfriados.

Azurita:
Carbonato natural de cobre, malaquita de color azul. Fomenta la reflexión y el espíritu crítico.
Lugares de hallazgo: Francia, Inglaterra, Grecia, Italia, Namibia, Nuevo México, Estados Unidos, Chile y Australia.

Barita:
Oxido de bario, de color blanquecino, fomenta la autoconfianza. Ayuda en caso de pesadumbre.
Lugares de hallazgo: Marruecos, Alemania, Francia.

Calcedonia:
Sílice cristalizada, especie de ágata azul muy translúcida, fue muy utilizada en la antigüedad en joyería. Piedra equilibrante, aporta estabilidad mental.
La calcedonia rojo-anaranjada es la cornalina, la parda, el sardónice, la verde, la crisoprasa y la negra, el ónice.

Calcita: Timidez
Carbonato natural de calcio cristalizado, muy abundante en la naturaleza donde se la encuentra formando el espato de Islandia, los mármoles, alabastros, estalactitas, etc. Recomendada para las personas tímidas y apocadas pues fomenta la autoconfianza. Alivia los miedos y el estrés. Inspira alegría.
Lugares de hallazgo: en todo el mundo pero principalmente en Brasil, Estados Unidos y México.

Carniola:

Variedad de la calcedonia, de color rojo amarillento, proporciona valentía, estabilidad. Fomenta el sentido de la realidad.

Lugares de hallazgo: Brasil, India, Uruguay.



Chalcantita:

Fomenta la firmeza para tomar decisiones.

Lugares de hallazgo: Alemania, España, República Checa, Rusia.

Celestita:

Mineral incoloro, blanco, azulado o gris azulado, de brillo vítreo a perlado o transparente a translúcido. Absorbe los estados de ánimo negativos del ambiente. Acelera el crecimiento espiritual e inspira la expresión creativa.


Cianita:

Silicato natural de alúmina, de color azul celeste, fomenta la calma y la resolución.

Lugares de hallazgo: Brasil, Australia, Rusia

Citrino:
Variedad cristalina del cuarzo, de color amarillo claro y transparente, fomenta la individualidad y libera de angustias. Da ánimo.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Rusia.

Cobre:
Cuerpo simple, metal de color rojo pardo, brillante, maleable y dúctil, fomenta el sentido de la justicia y la belleza.
Lugares de hallazgo: El cobre se encuentra en estado puro en Estados Unidos, Australia y Chile; también en forma de minerales sulfurados y oxidados, como calcopirita, calcosina, malaquita y azurita, en España y Alemania. Otros lugares: Rusia.

Coelestina:
Proporciona estabilidad. Libera de las angustias.
Lugares de hallazgo: Madagascar y Túnez.

Crisocola:
Silicato hidratado de cobre, de color azul turquesa intenso. Fomenta la claridad y la ponderación. Alivia el estrés.
Lugares de hallazgo: Chile, México, Estados Unidos.

Crisoprasa:
Esta variedad de calcedonia, de color verdoso, proporciona confianza y seguridad. Reduce complejos de inferioridad.
Lugares de hallazgo: Australia, Brasil.

Cristal de Roca:
Variedad de cuarzo cristalizado, incoloro y transparente, proporciona claridad. Ayuda a ordenar los pensamientos. Absorbe la negatividad. Proporciona fuerza y energía.
Lugares de hallazgo: Madagascar, Brasil, Urales, Estados Unidos.

Cuarzo Ahumado:
Variedad cristalina del cuarzo, de color amarillo-ahumado, castaño ó casi negro. Deshace tensiones internas. Libera la negatividad como pesares, viejos rencores, depresiones y resentimiento. Apaciguante y relajante.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Suiza.

Cuarzo Rosa: Amor
Por sus magníficas propiedades relajantes está indicado en las enfermedades nerviosas. Cura la angustia emocional y fortalece el carácter. Calmante. Disipa rencores, celos, miedos, pesares y resentimientos. Alivia el desequilibrio emocional.
Lugares de hallazgo: Madagascar, Brasil, Estados Unidos.

Cuarzo Zafiro:
Fomenta la ligereza y la tranquilidad.
Lugares de hallazgo: Brasil, Colombia, Alpes.

Danburita:
Mineral incoloro o amarillo pálido, de brillo vítreo, estimula el intelecto y ayuda a la gente en el trato con los demás.

Diamante:
Piedra preciosa compuesta de carbono puro cristalizado, está considerado como la más bella de las piedras preciosas.
El diamante simboliza la búsqueda de la perfección, la voluntad, el triunfo, la firmeza y la rectitud. Por sus cualidades el diamante eleva toda la energía física a un nivel superior. Combinado con otras gemas amplifica el poder curativo de todas ellas. Eficaz en el tratamiento de la diabetes, la menopausia. Aconsejado para aquellas personas tímidas, apocadas e introvertidas. Aumenta las habilidades artísticas y creativas.
Lugares de hallazgo: Zaire, República de Sudáfrica.